Todo lo que necesitas saber de los tatuajes temporales

Todo lo que necesitas saber de los tatuajes temporales

Son una excelente idea si eres nuevo en el mundillo de los tatuajes y no la tienes del todo claro cual tatuaje hacerte y el porqué, por lo que es para toda la vida y quitártelo no es nada económico sin contar con que duele mucho.

Algunos tatuajes temporales no duelen en lo absoluto sin contar que sus tintas son inofensivas mientras varían algunos de sus métodos, y duran un máximo de mes y medio en algunas tintas y también depende de tu cuidado.

Tipos de tatuajes temporales

Tipos de tatuajes temporales

Cada vez son más aquellos que quieren tatuarse, pero por miedo a luego arrepentirse investigan primero las distintas opciones de tatuajes para probar antes, y realmente es una idea muy inteligente pues, un tatuaje es para toda la vida así que es una decisión que no debe de tomarse a la ligera.

Tatuajes temporales para todos los gustos, estilos y costos.

Tatuajes de henna

Tatuajes de henna

De las mejores opciones si quieres un tatuaje indoloro, sin riesgos y muy económico, actualmente es también una tendencia, pues gracias a que tan solo dura de tres a seis semanas según su cuidado y la piel, gracias a que no penetra ninguna capa importante de la piel puede ser removida mientras nos bañamos.

Si eres de los que piensan que tu cuerpo es tu templo, los tatuajes de henna de seguro ira excelente contigo pues puedes tatuarte tanto como quieras y probar distintos estilos mientras quieras, sin riesgos ni dolor, mientras halles el tatuaje perfecto.

Tatuajes Inkbox

Tatuajes Inkbox

No es el mítico sticker juvenil que veíamos cuando éramos pequeños, es un tatuaje temporal realizado por profesionales y gracias a que su tinta que es fabricada totalmente con pulpa de fruta, es totalmente seguro y no dura un máximo de un mes.

Aparenta un tatuaje común, pues al colocarla en alguna parte de nuestra piel esta se impregna es la segunda capa haciendo que sea totalmente seguro y realista sin resultar dañino ni incomodo.

Desmintiendo un mito común

Desmintiendo un mito común

Dentro de los apasionados de los tatuajes y los que desean un tatuaje, hemos escuchado de los fantásticos tatuajes de seis meses con tinta Biodegradable, eso es totalmente falso ¡No existen aún tatuajes temporales que puedan durar tanto! Los únicos tatuajes que podrían llegar a durar hasta dos meses son los de henna pues por su método, pues este puede retocarse un par de veces.

Actualmente con las distintas tintas, la tecnología y demás no se ha podido crear un tatuaje saludable que dura tanto tiempo, ni siquiera la mitad del tiempo sin que deje de ser seguro.

Beneficios de optar por los tatuajes temporales

Beneficios de optar por los tatuajes temporales

Muchos son sus beneficios, desde poder hacerte distintos tatuajes en poco tiempo, dejar atrás la preocupación de la cicatrización de la piel, que el tatuaje no haya quedado tal como deseabas, y demás.

Sus principales beneficios son los siguientes.

  • Indoloro

Gracias a que los tatuajes de henna son dibujos encima de la piel y tatuajes Inkbox solo están en una delgada capa de nuestra piel muy superficial en ningún momento sentirás dolor o incomodidad.

  • Sin riesgos

Al ser ambos tatuajes con tintas naturales, por su composición está totalmente libre de riesgos.

  • Más económicos

Un tatuaje común y sencillo no suele estar por debajo de los 80 euros y un tatuaje henna está alrededor de los 35 euros, pero el costo siempre dependerá del artista.

Recomendaciones

Recomendaciones

Siempre busca al profesional, al ser temporales los tatuajes mencionados te dan la capacidad de buscar al mejor tatuador que puedas conseguir para que una vez que te decidas por el tatuaje, te haga un excelente tatuaje.

No te tatúes con aquellos que regalan sus trabajos, son comúnmente los que carecen de experiencia.

¿Quieres tatuarte? ¡Coméntanos tus ideas!

Con el pasar del tiempo notamos cuanta cantidad de tatuajes nos podemos hacer, según nuestros gustos y estilos con o sin dolor ¿Qué clase de tatuaje te harías y cuál te gusta más? Coméntanos tu estilo preferido y porque lo es.



Old School vs New School

new school

Estos icónicos estilos de tatuajes son sin duda los más conocidos en la actualidad, ya sea por su historia, su forma de tatuar o sus acabados tan llamativos y profesionales, ciertamente estos dos son un buque insignia de los tatuajes más usados en el mundo.

Ya sea porque te guste el antiguo estilo o quieres algo un poco más moderno, aquí te mostraremos un poco mas de estos dos estilos que ya por su tiempo en este mundillo, podemos llamarlos con mucha confianza “tatuajes clásicos”.

¿Qué caracteriza a cada estilo?

Old School

Cada estilo de tatuaje es diferente o único entre otros, pero lo cierto es que cada estilo de tatuaje es consecuencia de otro, el New School fue creado a partir de la Old School para tener diseños para renovados, líneas, contraste y diseños de sombras muy distintas.

Es importante conocer cual estilo es que el realmente queremos para poder tener ideas más claras al respecto, y buscar próximas referencias.

Tatuajes Old School

Tatto Old School

Estos tatuajes son los que más frecuentemente miramos en adultos mayores, pues para ese entonces no eran muy comunes los tatuajes y no existían tantas herramientas como ahora, sus principales características son las siguientes.

  • Se utiliza las líneas gruesas

Líneas gruesas para identificar partes especificas del tatuaje.

  • Tatuaje muy limpio

Desde el principio hasta el final, tiene escases de detalles y es sencillo, profesional pero sencillo lo cual hace un tatuaje limpio en todo momento.

  • Colores sencillos

La paleta de colores usada en estos estilos es muy básica, azul, roja, verde, negra y así.

  • Cortas sesiones

Es usado mayormente en tatuajes pequeños y medianos, pero por su estilo particular se hace en una o dos sesiones.

Tatuajes New School

New School

Este estilo de tatuajes en concreto es el que más tiene posibilidades de asemejarse a cualquier persona, pues es el estilo más abierto tanto en su gama de tatuajes como en personalización, haciendo que sea el indicado para cualquier clase de persona.

Este estilo en particular, tiene una gran cantidad de características, pero estas son las principales.

  • El graffiti

Es estilo grafiteado forma parte de muchos tatuajes de la nueva escuela, por su estilo y dedicación al plasmarlo.

  • Tintas con colores más brillantes

Muchas tintas tienen un color un poco más metálico, lo cual hace los tatuajes más brillantes.

  • Colores cromo

Una gran paleta de colores trae un sinfín de colores para cada estilo, dentro de los colores acromados para tatuajes tecnos.

  • Total ruptura de patrón

Este estilo en particular no sigue un patrón establecido, cada tatuaje es distinto y el artista puede hacerlo como quiera siempre que tenga un resultado profesional para cada cliente.

  • Tatuajes más duraderos

Tintas un poco más reales, también significa tatuajes más duraderos.

Estilos únicos para cada persona

New School

Cada persona tiene en su mente y parte de su corazón un estilo propio, por lo que podrán existir 100 técnicas pero siempre queremos lo que más nos llame, así que tenemos un mundo entero de posibilidades y todas de la mano del mejor estilo de tatuajes.

Si te gustaron estos estilos puedes mirar más ejemplos en internet hasta encontrar tu estilo propio en tatuajes o combinar un estilo con otro.

Recomendaciones

Old School vs New School

Cada tatuador tiene un estilo único y en ocasiones tiene mejor desempeño en una técnica más que en otra, si te gusto algún estilo en particular consigue un tatuador experto en ese estilo en particular y conversa con él, el tatuaje y lo que significa para ti para así poder tener un tatuaje perfecto, profesional y totalmente a tu gusto.

¿Qué opinas de estos icónicos estilos?

Existen muchos estilos, en esta ocasión te mostramos los dos más usados en la actualidad ¿Qué te parecieron? Si tienes tatuajes y quieres hacerte unos mas ¿Cuál estilo se asemeja más a tu personalidad? ¡Cuéntanos! Esperamos tus comentarios.



Tatuajes cover up

new school

El crecimiento de la popularidad de los tattoos provocó también algunos efectos nocivos en la cultura del tatuaje. Por ejemplo, la proliferación de tatuadores cuya calidad a la hora de trabajar hay que poner, por lo menos, en duda. Debido a esto, surgieron artistas especializados en tapar o arreglar antiguos trabajos sobre la piel de las victimas de la improvisación: los expertos en tatuajes Cover up.

Los clientes que no desean pasar por un tratamiento de eliminación de tatuajes con láser pueden recurrir al cover up. Existen múltiples razones. Se pueden haber cansado de su tatuaje, porque tengan en la piel el nombre de una pareja que ya no lo es  o porque la idea del diseño ya no los representa.

También, por la baja calidad de la que hablábamos al comienzo del artículo, el problema sea que su tattoo no soportó el paso del tiempo y se convirtió en un tatuaje viejo, sin brillo o pasado de moda.

Cuando se toma la decisión de disimular u ocultar un tatuaje antiguo hay varias consideraciones para evitar futuras complicaciones.

Qué tener en cuenta antes de pensar un cover up

Los colores y la calidad de la tinta del tatuaje original, el diseño y la superficie que ocupa, son factores fundamentales cuando se planee un cover up.

La tinta negra no puede ser cubierta por tinta de otro color. Por eso, el nuevo tatuaje tendrá que tener una fuerte base de diseño negro. En todo caso,  los colores deberán agregarse en las zonas que no estén tatuadas.

Los tatuajes de estilo tribal son de los más complicados para tapar porque no dejan espacios libres para poder añadir detalles. Estilos lineales o de acuarela no son lo suficientemente sólidos como para cubrir un tatuaje estilo maorí.

Otro problema es el tamaño. Un cover up puede hasta triplicar el tamaño del antiguo tatuaje. Entonces, si el tatuaje que queremos ocultar cubre una gran superficie, taparlo por completo será una tarea titánica o, directamente, imposible.

Ademas, si el tatuaje original no está cicatrizado y posee relieves, deberás aceptar que quizás no pueda ser cubierto.

Las posibilidades de que el tatuaje cover up se ajuste completamente a lo pensado por el cliente son pocas o nuklas El tatuador pondrá todo su ingenio y creatividad para idear el nuevo diseño, porque está completamente comprometido a tapar el antiguo tatuaje. No siempre la idea del cliente será adecuada para un cover up, por lo que hay que tener la mente abierta para su modificación o una nueva idea.

El objetivo no es tapar todo con una mancha negra.  Hay que aprovechar las líneas y los colores del tatuaje viejo. Una posibilidad es acentuar las líneas nuevas, para que la nueva figura esté bien definida y separada de la anterior. Además, el artista enfatizará  sobre los puntos de máxima luz y sombra, para oscurecer o matizar el tatuaje que se quiere tapar.

El proceso para tatuar un cover up y los cuidados posteriores son iguales a los de un tatuaje normal.

Cuida tus tatuajes

Tal vez hayas necesitado un cover up porque no cuidaste lo suficiente tu tatuaje anterior, por eso es mejor estudiar los cuidados necesarios para el correcto mantenimiento del tattoo.

Debes mantener por un lapso mínimo de entre 2 y 4 horas la protección plástica que te han puesto en el estudio.

En tu hogar, retira con cuidado la película protectora. Para lavar la zona, utiliza agua tibia o fría sin frotar con esponjas o paños. Cuando ya hayas lavado y secado el tatuaje, déjalo descubierto por al menos media hora. Así, el tattoo podrá respirar y que el exceso de humedad se evaporará.

En algunos casos, deberás untarle crema protectora desde el primer día de tu tatuaje, y en otros, no deberás hacerlo hasta pasados 4 días de la sesión.

Ya entrada en la fase de curación, (alrededor de una semana luego del trabajo) el tatuaje se verá descascarado. Evita quitarte los trozos de piel y costras que puedan formarse. Hacer eso le quitará color al tatuaje y podría dañarlo.

Mientras el tatuaje esté en fase de cicatrización, es fundamental evitar sumergir la zona. Tampoco es recomendable usar saunas y tus duchas deberán ser lo más breves posible. El exceso de humedad en esta etapa puede ser muy contraproducente.

Por último, evita al máximo la exposición al sol, porque acelera el envejecimiento  y promueve la decoloración.



Tatuajes maoríes y tribales de la Polinesia

tatuaje maorí

Los tatuajes maoríes ganaron mucha fuerza en los últimos años. Es común ver cada vez a más personas con estos tatuajes tribales tan característicos y parece ser una de las opciones más frecuentes a la hora de elegir un diseño para tatuarse.

El tatuaje maorí, también conocido como “Ta Moko” tiene una larga historia. Están cargados de identidad y valor cultural, tanto como de una gran calidad artística. En este artículo intentaremos saber de su origen y su significado, para que puedas analizar cada detalle del diseño y saber que significan y cómo diseñar tu próximo tatuaje.

Diseños de tatuajes maoríes, su significado y origen

Los tatuajes maoríes toman la estética y características de los tatuajes polinesios que se hacían los miembros de las tribus de la Polinesia oriental. Para dichas tribus, recibir un tatuaje era símbolo de pertenecer a una condición social alta y un distintivo entre los demás miembros de la tribu.

Los maoríes eran una etnia originaria de la Polinesia. La Polinesia está constituida por un grupo de cerca de mil islas situadas en el centro y sur del océano Pacífico. Actualmente se compone de cuatro paísesː Samoa, Tuvalu, Kiribati y Tonga y por muchas dependencias de países occidentales tales como Polinesia Francesa, Samoa Americana, Islas Cook y Hawai entre otras.

El territorio abarca unos 30 millones de kilómetros cuadrados, y podría describirse como un triángulo cuyos vértices son Hawai, Nueva Zelanda y la Isla de Pascua.

La importancia del tatuaje maorí en la cultura tattoo actual

Es importante conocer la influencia que han tenido las tribus indígenas de la Polinesia en el desarrollo del tatuaje de la forma en que lo conocemos a día de hoy.

Para empezar, por ejemplo, la palabra tattoo, es una adaptación de la palabra indígena tau-tau, que es como denominaban los nativos tahitianos al hecho de tatuarse.

Los tatuajes eran realizados con una espina de pescado muy afilada, algún hueso pequeño o piedra también, bien afilada atada al extremo de un palo.

Este palo era a su vez golpeado suavemente con otra vara, percutando sobre la piel. Del sonido que emitía este hecho (tau, tau) es que se cree que nació la palabra tatuaje.

Esta técnica ha sido utilizada por diferentes culturas, y si bien se la atribuye como algo propio de los tatuajes maoríes, los japoneses también usaron una técnica similar durante siglos.

Dicha técnica suele ser bastante lenta y muy dolorosa, por lo que un tatuaje con herramientas tradicionales puede durar varias horas.

Las tintas que se utilizaban en los tatuajes maoríes eran el resultado de mezclar distintos elementos naturales para conseguir los pigmentos. La madera quemada era utilizada para conseguir el negro mas oscuro. El negro un poco más claro se lograba con orugas infectadas con algún hongo especifico. Estas se dejaban dejaban secar una vez que se habían podrido y después se machacaban hasta tener un fino polvo negro que se mezclaba con aceites.

Los “Okos” formaban también parte del ritual del tatuaje. Eran una especie de recipientes adornados que tenían el valor de una reliquia para la familia. En esos recipientes se guardaba la tinta que las familias fabricaban para los tatuajes. La importancia de los Okos en la cultura tribal de la Polinesia era tal que se han encontrado junto a miembros de tribu enterrados.

Los diseños  más comunes

Las curvas y los espirales, son las más frecuentes entre los tatuajes maoríes y aunque hoy no sean más que simplemente otro estilo de tatuaje, antiguamente gozaban de un carácter religioso. Sobre todo cuando se utilizaban en la cara, ya que venía a simbolizar un estatus social de poder. Cuanto más porción del rostro ocupaba el tatuaje, mucho mejor.

Los tatuajes, simbolizaban un rito y se empezaban en la adolescencia o inclusive antes. Con el paso de los años se incrementaba el tamaño de los diseños, reflejando el crecimiento del individuo a la vez que narraba algunas vivencias obtenidas.

La práctica del tatuaje maorí en el rostro disminuyó notablemente a principios del 1900, pero a partir de la década de 1990 fue conocido por el gran público occidental, que enseguida quedó impresionado por sus diseños y formas tribales tan únicas y características.

Hoy en día vemos numerosas personas con tatuajes maoríes del estilo polinesio sin tener muy claro su origen y tradición. Es importante recabar información y documentarse correctamente antes de hacerse cualquier tipo de tatuaje. Pero más aun cuando se trata de un tatuaje cuya simbología se ha forjado a lo largo de los siglos.

Esto también ocurre con otros como los aztecas y los egipcios, por lo que es muy importante tener paciencia y tratar de investigar cada uno de los aspectos que componen nuestro tattoo.

Tatuajes maoríes en la actualidad

A medida que se popularizó la estética y los diseños de tatuajes maoríes, nacieron nuevas formas y plantillas. El tatuaje originario de la polinesia evolucionó y acabó adaptándose a los gustos y exigencias del público europeo y americano. A día de hoy, la mayoría de los tatuajes maoríes van al pecho, los brazos o la espalda.

Los tatuajes maoríes abren el juego y son adaptables tanto a aquellas personas que busquen un significado, como a aquellas que simplemente estén buscando un tatuaje a modo de adorno.

Conocer el significado y las formas básicas de los tatuajes polinesios te permitirá pensar qué formas quieres que compongan tu diseño.

Cabe aclarar que no hay seguridad total con respecto a los simbolismos de los tatuajes polinesios, ya que no hay información 100% fidedigna sobre estos tatuajes. Se trata en general, de interpretaciones históricas o suposiciones

Entre los tatuajes polinesios, la mayoría cuenta con una serie de formas basadas en diseños tradicionales, estos son algunos de los más conocidos:

Koru

tatuaje maorí
tatuaje maorí

Este espiral es muy característico en los tatuajes maoríes, pueden formar parte de un diseño más completo o constituir únicamente la pieza principal del tattoo.

Hei matau

tatuaje maorí
tatuaje maorí

El tatuaje hei matau es también conocido como el anzuelo. Es un símbolo tradicional maorí que representa la prosperidad. También se utilizaba a modo de representación de la fuerza y determinación

Manaia

tatuaje maorí
tatuaje maorí

El símbolo manaia representa un guardián espiritual. Es una figura compuesta por la cabeza de un ave, cuerpo de hombre y cola de pez


Navegación de entradas:

Siguiente entrada

Tatuajes cover up
new school

Tatuajes New School: la evolución de la tradición

new school

Los tatuajes New School o de nueva escuela han ganado gran aceptación en los últimos años y lograron establecerse como uno de los estilos más populares entre los que eligen realizarse un tatuaje.

Los tatuajes de New School son aquellos en los que se priorizan colores brillantes y eléctricos, con una amplia variedad de tonalidades y una fuerte presencia de degradados, sumando el uso fundamental del sombreado. Es sumamente importante la utilización de varios tonos de cada color, consiguiendo de esta forma el efecto gráfico que tanto lo caracteriza y que marca de manera determinante su influencia proveniente del cómic y el graffiti.

Además, en estos tattoos, las líneas en negro, bien definidas y delimitadas, toman un protagonismo total. Cosa que no ocurre con estilos similares como el “full color”.

El crecimiento de los tatuajes de la nueva escuela va de la mano con el desarrollo que ha tenido el aspecto tecnológico. Se utilizan al máximo todos los avances y los nuevos conocimientos que se produjeron en el ámbito del tatuaje en los últimos años.

Las mejoras presentes en las nuevas máquinas para tatuar, y los pigmentos de las tintas, mucho más duraderas y brillantes, han permitido hacerse con nuevos y más convincentes degradados, detalles más pequeños y colores que antes serían impensables de utilizar en un tattoo.

Cabe destacar que las perspectivas son otro punto característico a tener en cuenta dentro de los tatuajes del estilo new school. Especialmente cuando se utilizan varios elementos en un diseño, se suele jugar con perspectivas muy arriesgadas. Esto da como resultado un efecto similar a los tatuajes en tres dimensiones, logrando una cierta distorsión en las formas sin perder el concepto. Nuevamente, algo muy presente y típico en el graffiti urbano.

new school
new school

Por sus características el New School, es capaz de adaptarse a cualquier idea y nos ofrece una gran cantidad de posibilidades para tener un gran tatuaje. Las únicas restricciones que tendrás serán las habilidades del tatuador y tu capacidad para pensar un diseño alucinante.

La línea sucesora de los Old School

Ambos nacidos en estados unidos, podríamos pensar al estilo New School como una especie de hijo descarriado del Old School o estilo tradicional.

Para terminar de entender las diferencias entre uno y otro, vamos a definir algunos conceptos que caracterizan a uno y otro estilo.
El estilo Old School, también llamado tradicional, se caracteriza, al igual que su sucesor, por el uso de líneas negras bien definidas. Pero a la hora de sumar color, es donde empiezan a verse las mayores diferencias.

El estilo Old School tiene una paleta de colores más que reducida y una ausencia absoluta de mezclas de colores. Los colores que se utilizan son verdes, rojos, azules y algunas pocas opciones más, pero sin ningún degradé. La idea del tatuaje Old School es lograr un diseño simple, con pocas líneas, colores plenos, sin mezclar y como hemos dicho, sin degrade.

Los diseños más utilizados en el Old School son anclas, gaviotas, corazones, felinos y es aquí, en los diseños, donde los caminos se vuelven a cruzar. El tatuaje New School, aunque con un límite mucho más amplio, (ya que incluye dibujos animados, comic, grafitti, manga, etc) comparte esos diseños, pero al contrario de su progenitor, profundiza al máximo los degradados, las sombras y la mezcla de colores.

new school
new school

Los tatuajes tienen mucho movimiento, un acabado brillante y eléctrico, con dimensiones exageradas, a veces similar al 3D, a veces más cercano al realismo, con cambios de tonalidades, con pasajes de claros a oscuros.

El eslabón perdido

No podríamos terminar este articulo sin hablar del punto medio entre el New School y el tatuaje tradicional.

Un poco más cercano al estilo Old School, emerge como una revisión dicho estilo y logra diseños asombrosos. Hablamos del estilo Neo-Tradicional.

Como hemos señalado, los tatuajes neo-tradicionales son una versión moderna de los Old School. Son bastante fieles a su predecesor con respecto a los colores y las líneas gruesas, pero suma una mayor profundidad por medio de los degradés y otros colores, que incluyen el blanco.

Por el hecho de estar entre medio de dos estilos, lleva a una confusión y a veces es mal catalogado como New School. Para entenderlo un poco mejor, podríamos decir que el estilo Neo tradicional usa menos colores que la nueva escuela, pero más que la Old School.

No tiene proporciones desmesuradas, y se aleja de lo caricaturesco o del estilo grafitti que caracteriza al New School. Si bien los degradados están muy presentes como en el New School, los diseños o motivos son un poco mas clásicos. Los contrastes están más suavizados y mantiene los colores dentro de una paleta relativamente limitada.

Neo tradicional
Neo tradicional

Para finalizar, entonces, podríamos establecer el siguiente listado para determinar de manera correcta las características esenciales de cada uno de estos estilos.

New School:
Lineas: Abundantes, variadas en grosor, negras y de color.
Diseños: Complejos, caricaturescos y con influencias de grafiti, perspectivas distorsionadas
Colores: Multiplicidad de colores, eléctricos, mezcla y degradado

Old School:
Lineas: Negras, gruesas y bien definidas
Diseños: Simples, clásicos.
Colores: Pocos, sin mezcla ni degrade

Neo-Tradicional:
Lineas: Negras
Diseños: Detallados y multidimensionales, clásicos revisionados.
Colores: Paleta clásica, con sombreado y degrade



Old School: cómo es un tatuaje clásico

tatuajes Old School

La cultura del tatuaje se ha expandido tanto que todos los días aparecen nuevos estilos de arte y trabajo. Diseños, colores, técnicas y creaciones van mutando gracias a la creatividad y talentos de los artistas tatuadores y a las mentes arriesgadas de quienes ponen su piel para que el mundo del tattoo siga expandiéndose. Pero, como en todos los órdenes de la vida, siempre existe un principio. Un nacimiento. Y, tal vez de una manera algo caprichosa, podría situarse que todo comenzó con lo que ahora esta catalogado como tatuajes de la vieja escuela, más conocido como el estilo Old School.

Tatuarse: una (antiguamente) mala tradición americana

Para hablar sobre lo que actualmente se conoce como la vieja escuela, primero hay que remontarse al tradicional tatuaje americano.

Sabido es que desde hace 20 años hacia atrás, el tatuaje no estaba tan aceptado en la sociedad como ocurre ahora. Tatuarse no era popular. Todo lo contrario. Estar tatuado era signo de pertenencia a algún sector social de baja estima, generalmente reñido con la ley y con poco apego a las tradiciones aceptadas por la mayoría.

Esa mala fama en Estados Unidos comenzó en el siglo XIX, cuando por todo el país viajaban las ferias itinerantes. En estas ferias, los espectáculos más convocantes eran los shows de fenómenos o “freaks”.

Estos carnavales y circos presentaban como espectáculos a personas con problemas físicos o mentales para que la gente considerada “promedio” en aquella época pagara dólares para ver seres humanos considerados raros o extraños.

Personas con malformaciones, enanismo, gigantismo, siameses, mujeres barbudas, hombres que soportaban dolores inhumanos a través de pincharse con agujas o recibir golpes eran las principales atracciones de estas ferias que pululaban por todo el territorio estadounidense.

Fue así que, lamentablemente, la cultura del tatuaje de aquellos lejanos tiempos quedó ligada a  una imagen negativa para la mayoría.

Debido a que la tecnología todavía no había evolucionado, la técnica para tatuar en esos tiempos era mucho más rudimentaria. Pensemos que recién en 1891 se patentó la primera máquina para tatuajes moderna. Por eso, las principales características de este estilo americano es que sus piezas son sólidas, limpias y sencillas.

tatuajes Old School
tatuajes Old School

Las líneas exteriores de los diseños se realizan en negro y con un grosor considerable. La paleta de colores es bastante acotada: negro, rojo, amarillo, verde y marrón. Es que tampoco era fácil conseguir las tintas y no había tanta variedad en los pedidos de quienes se animaban a tatuarse.

La guerra, un motor para los tatuajes

Con la llegada del siglo XX, y con Estados Unidos ya convertido en un país industrial y potencia mundial, sus Fuerzas Armadas comenzaron a participar en diferentes conflictos bélicos alrededor del mundo.

Una manera que encontraron los soldados para recordar las batallas ganadas, o los lugares que habían visitado con las tropas, fue hacerse tatuajes.

Fue así, entonces, que el mundo del tatuaje se extendió entre quienes habían servido a su país. Especialmente, los más adeptos a los tattoos fueron los marineros (como también ocurría en el siglo anterior).

Entonces, en este estilo tradicional comenzaron a ser muy comunes los motivos marinos, o elementos como anclas o navíos, que llegan hasta lo que en el siglo XXI conocemos como tatuajes Old School.

Sin embargo, su popularidad entre los soldados no ayudó a la difusión del tatuaje. Es que, justamente, muchas personas que habían tenido problemas con la ley se enrolaban en la marina para internarse en alta mar y olvidarse por un rato largo de la tierra en la que la habían pasado mal.

Tatuajes Old School: todo cambia tras la Segunda Guerra Mundial

El amor el patriotismo, la lucha, la nostalgia por el país o una persona, y hasta los vicios que ayudaban a pasar las calamidades de la muerte en la guerra eran algunos de los temas más recurrentes de quienes se tatuaban hasta la década del ’50.

Los soldados que lograron regresar vivos de la guerra comenzaron a vivir nuevamente entre la sociedad. Muchos se lanzaron a las nuevas rutas construidas en Estados Unidos. Montando motocicletas. Nacen así los grupos, clubes o pandillas de motociclistas. En estas asociaciones era común estamparse en la piel algunos símbolos que los hermanara e identificara como parte de una misma filosofía de vida. La cultura del tatuaje comenzaba a expandirse lentamente.

El estilo Old School en la actualidad

El tatuaje tradicional se expandió por todo el mundo y mutó su nombre a tatuaje Old School o “vieja escuela”, pero manteniendo las características de trazos firmes, gruesos y diseños sencillos.

La ventaja es que ahora mejoraron la calidad de los tattoos gracias a la mejora tecnológica aplicada a las herramientas y tintas con las que cuenta un tatuador profesional.

tatuajes Old School
tatuajes Old School

Es común ver a alguien con un ancla, unas cartas de póker o unas golondrinas tatuadas bajo las características del estilo Old School. También se destacan motivos románticos, chicas pin-ups y animales feroces, que transmitan fuerza y energía.

La prehistoria de la vieja escuela

En este artículo repasamos rápidamente la evolución de este estilo desde finales del siglo XIX hasta nuestros días. Pero no hay que olvidar que la historia del tatuaje tiene muchos capítulos anteriores.

El tatuaje es una cultura milenaria. Para graficar con un ejemplo: las herramientas para realizar tatuajes más antiguas de la humanidad tienen alrededor 3.000 años y fueron utilizadas por los hombres en el Antiguo Egipto.

En la ciudad de Abydos se encontraron restos arqueológicos que incluían una punta afilada de madera que servía para realizar pequeñas incisiones en la piel. Allí, en esa mínima herida, se aplicaban los pigmentos para dejar marcas en el cuerpo de las personas.

En el mismo yacimiento arqueólogico también encontraron las que están consideradas como las primeras agujas de bronce utilizadas para tatuar. Se estima que tenían unos 1.500 años de antigüedad.


Navegación de entradas:

Entrada anterior

Tatuaje japonés

Tatuaje japonés


Es uno de los estilos de tatuajes más popular que existen, pero como bien dice el dicho, “nadie es profeta en su tierra”. Es visto con malos ojos en su país de origen, pero es tremendamente popular de este lado del mundo. Hablamos, por supuesto, del estilo de tatuaje japonés.

Un poco de historia

El Irezumi, o su traducción literal, “insertar tinta”, se remonta con alguna que otra duda hasta la era paleolítica, ubicada a mas de 5.000 años antes de Cristo.

Lo que sí es indiscutible es que entre el año 300 aC y 300 dC, durante el período Yayoi, los tatuajes fueron contundentemente reportados por visitantes chinos a las tierras niponas.

En este período, los tatuajes fueron usados como símbolos de estatus, muestra de rango social o de protección contra espíritus.

Los tatuajes en tierras japonesas siguieron esa línea hasta el año 720, donde por primera vez se documenta el uso del tatuaje con connotaciones negativas y relacionados con la criminalidad. En dicho año, el emperador utilizó el tatuaje como forma de castigo a cambio de la pena de muerte.

Más adelante, específicamente durante el período Edo (1600 -1868 d.c), el sistema de tatuajes para criminales evolucionó. Y el tipo de tatuaje que se realizaba sobre el criminal, indicaba el acto que la persona había cometido. De esta forma, su marca en la sociedad era permanente. Desde ya, las consecuencias de estas marcas eran de rechazo social absoluto. Las familias evitaban tener cerca a gente tatuada, y hasta eran expulsados de festividades y actividades recreativas. Estos tatuajes eran denominados Bokkei.

Al inicio del período Meiji, que abarcó desde 1868 hasta 1912, el gobierno japonés, en el intento de proteger su imagen y causar buena impresión con el occidente, prohibió los tatuajes. Sin embargo había determinados grupos que llevaban su cuerpo entintado, como los obreros, bomberos y gánsters.

Un legado muy pesado

Durante las fuerzas de ocupación en 1948, el tatuaje fue nuevamente legalizado. Pero su uso aun sostenía algunas connotaciones criminales y se asociaba con la notable mafia japonesa: Yakuza. Los yakuza eligieron los tatuajes como marca personal por varias razones. Primero por el dolor, segundo por la lealtad que suponía una marca permanente, y por supuesto por el papel de reconocimiento de estar fuera de la ley.

Aun hoy, cuando las generaciones mas jóvenes comienzan a romper esos tabúes sociales, se mantiene en general, una cierta discreción con respecto a los tatuajes.

Habiendo repasado un poco el camino del tatuaje japonés hasta nuestros días, vamos ahora a conocer algunos de los significados detrás de los símbolos más utilizados en la tradición nipona del tatuaje.

Tatuaje japonés de Dragón

Los japoneses creen que los dragones asiáticos se originaron en tierras niponas, antes de extenderse a otras zonas de Asia. En Corea y China se cree lo contrario, autoproclamándose como la cuna de los dragones.

Sea cual sea el origen, todos los dragones asiáticos están asociados con el agua y las lluvias. Representan generosidad y sabiduría. Ademas, son considerados animales muy benevolentes, que utilizan su poder y fuerza únicamente para hacer el bien. Caso contrario en la mitología europea, donde el dragón es enfrentado, y representa la ferocidad.

Tatuaje Japonés de la Flor

Las flores tienen una variedad de significados y son un diseño muy valorado en Japón.

Crisantemos, Flores de loto, la flor del cerezo, peonias y otras son constantemente retratadas en este estilo.

Tomemos por caso a la flor de cerezo: es una flor que no florece durante mucho tiempo y que es arrancada de los árboles con el más mínimo viento. La fragilidad de esta flor representa la existencia humana y el hermoso período de la propia vida. Los japoneses las ven como un reflejo de su propia mortalidad.

A las peonias, por ejemplo, se les conoce como las Reinas de las Flores y simbolizan tanto la riqueza como la elegancia.

Tatuaje japonés de tigres

Si bien es un símbolo muy usado en China, el tigre tiene un gran poder dentro de la cultura del sol naciente. Con el tigre se representa las mismísimas cualidades del animal: la fuerza, el coraje y una larga vida. Son elegidos como parte de un tatuaje para la protección contra la mala suerte, los malos espíritus y las enfermedades.

Tatuaje Japonés del pez Koi

Es, sin dudas, el tatuaje japonés más popular que existe. Las carpas Koi están especialmente criadas y son originarias de China. Son símbolo de fuerza, lucha, esfuerzo, determinación y capacidad de imponerse con éxito.

Se sabe que el Koi, en China, nada en contra de la corriente en el río Amarillo. Muy pocos logran pasar más allá del punto llamado el Dragons Gate. La creencia popular dice que aquellos que lo logren, serán recompensados convirtiéndose en dragones.

Máscaras de Oni

Los oni son personajes populares en el arte, literatura y teatro japoneses. Son criaturas del folclore japonés que con su feroz expresión, sus ojos saltones, su boca llena de colmillos, y sus cuernos saliendo a los lados de su frente, guardan una gran similitud con los demonios representados en las religiones y el arte popular occidentales. La máscara de Oni es un diseño muy utilizado en el arte del tatuaje japonés y representa la creencia en un mundo de espíritus, donde los demonios llevan a cabo sus funciones de castigar al injusto y malvado.

Las Máscaras Hannya, otro diseño muy utilizado y similar a las Oni, nada tienen que ver con la figura del diablo o Satanás como popularmente se cree. De acuerdo a relatos folclóricos japoneses, las Hannya eran mujeres que se transformaron en monstruos abominables, ya sea por pasión, celos o envidia

 


Navegación de entradas:


Abrir chat
Powered by